Sus resultados de búsqueda

NORESTE DE MURCIA

Publicado por admin en 22 de abril de 2017
| 0

La Región del Altiplano nos lleva a la Murcia castellana, una zona de extensos campos que anuncia la proximidad de las llanuras de La Mancha. Este paisaje encuentra los ojos del visitante con sus omnipresentes viñedos (áreas de cultivo de Jumilla y Yecla), localidades envueltas en historia y tradición como Abanilla, o los abundantes baños termales de Fortuna. Las posibilidades ofertadas por esta región son cuantiosas. Una opción es visitar los yacimientos arqueológicos de la Edad de Bronce, Edad Media y época romana, además de la curiosa colección de artefactos íberos. La brisa de la cercana Sierra de El Carche refresca el calor del territorio cubierto de viñedos de Jumilla, con fiestas como la Vendimia. Yecla también, a la sombra de su emblemático Monte Arabí, se llena de tradición festiva cuando se rinde homenaje a la Virgen de la Purísima en Diciembre.

Alguna información sobre las localidades más grandes del Noreste:

FORTUNA
No lejos de la capital de la Provincia de Murcia, Fortuna es famosa por la abundancia de baños termales. El agua, escasa en esta zona, fluye libremente en Fortuna, dando nacimiento a fuentes como La Higuera, La Cueva Negra o Los Baños, baños termales que eran ya populares en época romana y que han convertido a Fortuna en la actualidad en una reconocida localidad con baños termales.
La historia del municipio se remonta a asentamientos íberos, cuyos restos pueden ser admirados en distritos de la periferia como Caprés, Castillejo, o Cortao de las Peñas. La dominación árabe es aún visible en el Castillico de los Moros. El patrimonio cultural de la localidad, está enriquecido con la Iglesia Parroquial de estilo Barroco de La Purísima, el Convento y el Ayuntamiento, todos construídos con estética de estilo modernista.

ABANILLA
Considerada por varios autores “La Murcia palestina”, este municipio, gracias a su clima y el gran trabajo de sus habitantes, se ha convertido en un oasis en el desierto murciano. Su emplazamiento entre Aragón y Castilla, le convirtió en punto estratégico durante la Reconquista; el festival de la Santa Cruz en Mayo evoca esas batallas entre moros y cristianos. Pasear por Abanilla es como retroceder a épocas antiguas: los monumentos que llenan las calles, sus casas ancestrales etc. Numerosas ermitas evocan la piedad que prevalece en este municipio, en la Iglesia de San José en particular, patrón de Abanilla, que fue consagrado por el Cardenal Belluga en 1712. Los visitantes de Abanilla pueden ver la tradición de sus molinos de agua y prensas de vino, y el legado de sus antepasados como si la localidad deseara recuperar su pasado. Puedes disfrutar de un baño en las aguas que fluyen por su atractivo paisaje. El campo de alrededor (a veces con apariencia desértica), está recorrido por el agua que fluye de sus baños termales. Los visitantes pueden admirar el Cortao de las Peñas (dos montañas separadas por los movimientos de la tierra), o el Humedal del Aljauque y Rambla Salada, zonas de humedales protegidos y de gran belleza.

YECLA
Yecla es una localidad con un espíritu singular, debido en gran parte al enclave de su situación, viva imagen de la Murcia Castellana, área de transición entre la zona costera y las llanuras de La Mancha. Precedente por la fama de sus habitantes, es un municipio de enorme carácter que ha impresionado a escritores como Azorín o Pío Baroja. La localidad se encuentra custodiada por el Castillo y el Santuario de La Purísima, y celebra cada 7 de Diciembre el día de la Alborada donde tropas portan sus arcabuces.
Yecla tiene elementos singulares como la Iglesia de La Purísima o la Plaza Mayor; otros de gran belleza como la Iglesia de El Salvador, la plaza del Mercado y la torre del reloj. Esta región ofrece numerosas alternativas de senderismo, ciclismo y espeleología. Coge una bici y recorre el camino que lleva a Monte Arabí (una montaña propicia para fábulas y leyendas) para ver las pinturas del Neolítico que decoran las cuevas del Canto de la Visera y Mediodía. Un largo recorrido (el GR7), que baja del Norte de España hasta el Levante, pasa por esta región.
Además de estas atracciones, Yecla posee una intense actividad económica, basada principalmente en la manufactura de muebles, que ha sido objeto de justo reconocimiento a nivel mundial. Además son de importancia sus vinos locales, que tienen su propia denominación de origen y han ganado numerosos premios en competiciones tanto en España como en el extranjero.

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Búscador de Propiedades

    0 € a 700.000 €

    Más opciones de búsqueda
  • Currency Converter